Blogia

DISKOBOX LUNES DE 21 A 23h. RADIO MAI 102.8 F.M. ZARAGOZA

BURNING - DESNUDO EL EN JOY (2008)

BURNING - DESNUDO EL EN JOY (2008)

El éxito de la gira acústica del "Dulces dieciséis" (Music Bus, 2005) les lleva a la edición de un disco en directo grabado en la sala Joy Eslava de Madrid. Se puede decir que es la continuación del lado acústico que mostraron en este disco, pero esta vez reflejando fielmente la calidez transmitida en los conciertos.

El aliciente del disco es fundamentalmente la ampliación del repertorio, añadiendo a las canciones ya incluidas en su disco de estudio, algunos otros temas: "Desde el pantano", "Es especial" y "Balada para una viuda".

Cuentan para la grabación del disco con la colaboración de Quique González en "Esto es un atraco" y de Pereza  en "Mueve tus caderas".

Como curiosidades destacan la versión de sus admirados Rolling Stones: "Sweet Virginia", y la recuperación de otro clásico del grupo "Baila mientras puedas", que aparece bajo el título de "Rock and Roll".

En definitiva otro disco para disfrutar de la banda de la mejor manera posible, en directo, esta vez en formato acústico.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

BURNING - DULCES DIECISÉIS (2005)

BURNING - DULCES DIECISÉIS (2005)

A estas alturas la idea de que un grupo de rock grabe un disco en formato acústico no es precisamente original, pero hay que decir que Burning llevaba con esta idea en la cabeza desde hace muchos años (cuando aún estaba Pepe Risi en el grupo).

No por poco original el disco es una obra menor. Al contrario, el nuevo enfoque de las canciones del grupo imprime una nueva dimensión al repertorio, con un resultado excelente. Así pues, homenajeando una canción de Chuck Berry: "Sweet sixteen", el grupo selecciona dieciséis temas del repertorio de la banda y los interpretan en formato acústico.

El repertorio abarca desde su primer LP "Madrid" (Ocre, 1978) hasta el último disco con Pepe Risi "Sin miedo a perder" (Surco, 1998), aunque la mitad de las canciones pertenecen a su época gloriosa, cuando Toño Martín aún estaba en el grupo.

Una de las sorpresas positivas del disco es la recuperación de algunos de sus temas clásicos que no formaban parte del repertorio habitual de la banda en los últimos años ("Madrid", "Lujuria" o "Nena").

Siguiendo su estilo habitual Burning ataca las canciones de una forma directa, cruda, sin florituras y con una gran efectividad, por eso no se pierden en arreglos superfluos. Las canciones suenan naturales, sin artificios. Algunas de ellas casi no se diferencian de las originales ("Como un huracán", "Ojos de ladrón", "Una noche sin ti"), pero algunas otras ganan en matices al darles el enfoque acústico, como es el caso de "Jim Dinamita", "Las chicas del drugstore" o "No es extraño que tú estés loca por mí".

El disco cuenta con la participación de músicos como Tito Dávila, Ñaco Goñi o Quique González (que canta en "Esto es un atraco").

Este es por lo tanto un disco tremendamente atractivo para sus seguidores, en el que se pueden apreciar desde otro punto de vista algunos de los clásicos de Burning, con un resultado excelente, lo que habla muy positivamente del nivel de sus músicos, que saben extraer el alma de las canciones y transmitirlas de un modo directo y fiel al espíritu de las grabaciones originales.

 

BURNING - SIN MIEDO A PERDER (1998)

BURNING - SIN MIEDO A PERDER (1998)

Disco póstumo de Pepe Risi, fallecido el 9 de mayo de 1997, que había dejado grabado antes de su muerte. Evidentemente el disco abre una nueva etapa en el grupo, en el que ya sólo Johnny permanece de sus miembros fundadores.

Dejando al margen esta circunstancia, y centrándonos en lo estrictamente musical, el sonido del disco es contundente y guitarrero, siguiendo la línea marcada con su anterior trabajo "No mires atrás" (Don Lucena, 1993), manteniendo en la formación a Eduardo Pinilla como segundo guitarrista, que a partir de entonces asumiría las funciones de guitarra solista.

Demoledor comienzo con "Sin miedo a perder", "Estrella fugaz", "Como un huracán" (no confundir con la canción del mismo título de su disco "Regalos para mamá" -Victoria, 1989- ) y "Jack Gasolina". Ésta última forma ya parte del repertorio habitual en directo de la banda, al igual que "Estrella fugaz".

A partir de aquí sale a relucir el lado más nostálgico del sonido de Burning con temas como "Soy un preso" o "El tiempo le vino a buscar".

Para este disco vuelven a recuperar otro clásico del grupo, grabado originalmente en su primer LP "Madrid" (Ocre, 1978): "Miéntelas", pero esta vez en una sorprendente versión country.

Es inevitable escuchar este disco sin asociarlo a la circunstancia de la muerte de Pepe Risi, por lo que las canciones adquieren un tono agridulce. Aún así el LP mantiene un nivel notable de calidad, y aunque algo irregular, es una más que digna despedida de uno de los personajes más ilustres de la historia del rock en España.

 

BURNING - ALTURA (2002)

BURNING - ALTURA (2002)

Primer disco en estudio sin Pepe Risi. Burning son ahora: Johnny en los teclados, Eduardo Pinilla a la guitarra, Carlos Guardado al bajo y Kacho Casal en la batería.

Tras varios años recorriendo la geografía española, intentando pasar página tras la muerte del guitarrista original, graban este disco quizá para demostrar que Burning siempre ha mirado al futuro, y que a pesar de los contratiempos, y de que mucha gente vea en ellos siempre la sombra de Risi planeando en sus canciones, Burning tienen algo que decir sin necesidad de recurrir constantemente al pasado.

El resultado está lejos de su mejor nivel, aunque los seguidores más fieles del grupo encontrarán lo que buscan: los Burning de siempre. Rock sucio, macarra, guitarrero, con toques nostálgicos, y los tópicos recurrentes. A esta alturas ¿acaso alguien esperaba otra cosa?

Lo mejor del disco, las muestras de rock rabioso como "Desde el pantano", "Soy yo", "Tú, ruina total" o "El Perro". Tampoco faltan las típicas baladas como "Ojos grandes" o la canción que da título al disco "Altura".

Puede que el disco esté sólo recomendado para los seguidores más acérrimos, pero es sin duda la demostración de que los Burning siguen teniendo sentido a pesar de la desaparición de Risi, como han seguido demostrando en sus discos y giras posteriores.

 

BURNING - NO MIRES ATRAS (1993)

BURNING - NO MIRES ATRAS (1993)

BURNING - EN DIRECTO (1990)

BURNING - EN DIRECTO (1990)

Durante los últimos años Burning había estado siguiendo su propia travesía en el desierto, publicando varios discos de estudio con un nivel de calidad notable pero con medios limitados y escasa repercusión mediática. Disponían de un grupo fiel de seguidores, cuya máxima aspiración era ver al grupo tocar en directo. Es precisamente en concierto donde siempre se ha podido apreciar toda la grandeza del grupo, donde han transmitido toda su energía y donde han alcanzado un nivel de fuerza y calidad pocas veces igualado. Burning es un grupo de directos, para disfrutar en concierto, donde han impartido innumerables lecciones magistrales de Rock and roll noche tras noche. Por otro lado el sonido de sus discos nunca les había hecho justicia, bien por la escasez de los medios disponibles o bien por el enfoque desacertado de la producción. Por lo tanto era merecido y obligado que Burning  publicaran este disco.

Se dio la circunstancia de que en aquella época la industria musical vio rentabilidad a los discos de rock en directo (varis grupos de la época publicaron también por esas fechas  discos en directo), y Ariola apostó por editar este disco de Burning, que también se publicó en vídeo, y grabarlos en el medio en el que mejor se desenvuelven: en directo. Todo un acierto, ya que el resultado es espectacular.  Como el propio Johnny anuncia al comenzar el disco: "Bienvenidos a una larga noche de Rock and Roll".

Esos es precisamente lo que encontramos en el disco: rock and roll,  lo que es lo mismo, Burning en estado puro. Un repaso por la trayectoria musical del grupo, incluyendo la primera época con Toño, y con el aliciente de interpretar algunas de sus canciones acompañados de varios ilustres amigos: Loquillo, Los Secretos, Joaquín Sabina, Rosendo, Antonio Vega y Miguel Ríos.

Comienza la descarga con "No pares de gritar", "Es decisión", "Baila mientras puedas", y en seguida, una de las colaboraciones más interesantes: una agresiva versión de "Jim Dinamita" con Loquillo, rescatada de su primera época.

Aunque la mayoría del repertorio se centra en los últimos discos, no pueden faltar sus clásicos de siempre: "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?", "Mueve tus caderas", "No es extraño que tú estés loca por mí" o "Es especial".

Mención especial merecen dos de sus baladas más celebres: "Una noche sin ti" y "Como un huracán" (junto a Los Secretos).

Es indudable que la mayoría de las canciones ganan con respecto a la versión en estudio, y muchas de ellas adquieren un sonido muy diferente a la original.

Como solía decir Pepe Risi, un concierto de Rock and Roll no termina hasta que no tocas "Johnny B. Goode", y así se cierra el disco, con la fiesta final homenajeando a su idolatrado Chuck Berry.

Por fin el sonido del disco les hace justicia y les retrata en su hábitat natural, donde mejor se desenvuelven: sobre un escenario. Disco obligado para cualquier aficionado al rock en directo.

 

BURNING - REGALOS PARA MAMÁ (1989)

BURNING - REGALOS PARA MAMÁ (1989)

El título del disco es toda una declaración. Aquella generación de fans de sus comienzos son ahora madres y llevan ahora a sus hijos a los conciertos. Burning acumula ya fans de dos generaciones, y siguen haciendo lo de siempre: rock and roll auténtico.

En este disco mejora sensiblemente el sonido de sus dos anteriores trabajos y siguen regalando pequeñas joyas de rock and roll: "Tan celosa como tú", "En la noche te he de encontrar" o "Una rara sensación", la mejor muestra del rock salvaje y enérgico hecho por Burning.

Destacables son también las baladas "Hay que arriesgar", "Golpéales" y sobre todo, una de sus obras maestras, la enorme "Como un huracán".

"Vengo cargao", "Madrid sin D" y "Sólo por amor" completan el disco, aunque están a un nivel inferior que las anteriores.

Esto es Burning. Rock sin florituras, hecho con honestidad y sentimiento. Es lo que encontramos en este disco. No es su obra maestra, pero es rock, simplemente rock. ¿Acaso no es eso suficiente?

 

BURNING - CUCHILLO (1987)

BURNING - CUCHILLO (1987)

A estas alturas de su carrera ya sabemos lo que vamos a encontrarnos en un disco de Burning. Ellos siguen fieles a su estilo, al margen de modas o intereses de la industria. Esto es por otra parte lo que les hace mantener un grupo fiel de seguidores que reconocen su coherencia y su honestidad y esperan de ellos unas lecciones de rock auténtico hecho con el corazón.

Esto es lo que encontramos en este disco. Es decir, nada diferente a los que hayamos visto en sus anteriores discos (sobre todo a partir de la línea marcada por "Noches de Rock and Roll" (Belter, 1984), aunque no alcanza el nivel de éste). Podemos decir que el disco se mueve por los mismos cauces que su antecesor "Hazme Gritar" (Victoria, 1985), lo cual no es ni mucho menos negativo. En este disco volvemos a tener rock al más puro estilo Burning: una mezcla de rock and roll para disfrutar, historias urbanas y baladas cargadas de emoción.

Siguen apareciendo temas de gran nivel, como "Muévete en la oscuridad" o "Chueca", un reflejo de la vida marginal y la violencia del barrio. Recuperan para este disco "Ginebra Seca", una canción que había aparecido como cara B del single de 1978 "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?", pero esta vez en una nueva versión cantada por Johnny.

"Hombres sin honor" y "Todas las noches" son dos intensos medios tiempos que también merecen estar entre lo mejor del disco. Igualmente destacable es la canción que cierra el disco "Cuchillo", dedicada al dueño del mítico bar Pentagrama, que se había suicidado recientemente, y cuyo apodo era precisamente ese: cuchillo. El disco está dedicado a su memoria.

Tampoco desentonan las baladas "Víctima del silencio" y "Dime quién se equivocó", o el rock más potente de "El diablo vendió su alma" o "Atrapado".

En definitiva, lo que ofrece este disco es una muestra de lo que es el rock de Burning. Una colección de buenos temas de auténtico rock hecho con el corazón, aunque el sonido del disco sigue sin hacerles justicia.

 

BURNING - HAZME GRITAR (1985)

BURNING - HAZME GRITAR (1985)

Burning en este disco continúa haciendo lo que sabe: auténtico rock. Cargado en ocasiones de nostalgia y en otras de energía. En general el disco contiene buenas canciones, pero el sonido es algo blando, sobre todo en la guitarra, lo que desluce sensiblemente el resultado del disco.

También hay que reconocer que el nivel de las canciones es algo irregular, pero aún así se pueden encontrar verdaderas joyas como "Tú y yo", "No pares de gritar" o "Dieron las diez", por citar algunas de las más conocidas, convertidas ya en clásicos del grupo.

En "Déjate llevar", "La cabeza se me va" o "Entre tus brazos" practican su típico rock para bailar, con letras intrascendentes, alrededor de los tópicos del rock and roll (chicas, noches de fiesta,...). Una disciplina en la que Burning son expertos.

Por otro lado siguen apostando por las baladas cargadas de emoción, como "Eres para mí", "Tiempo atrás" o "Vas bien".

No está entre sus mejores discos, pero encontramos lo que cualquier seguidor de Burning quiere oír de ellos, y lo que el grupo mejor sabe hacer: rock auténtico, hecho con el corazón. En general, una colección de buenas canciones, aunque el sonido no les hace justicia.

 

BURNING - NOCHES DE ROCK AND ROLL (1984)

BURNING - NOCHES DE ROCK AND ROLL (1984)

Primer disco de Burning sin Toño. Johnny y Risi asumen el papel de cantantes -éste último ya había cantado en "Es decisión" del disco "Bulevar" (Ocre, 1980)-. Aunque suena extraño escuchar a Burning sin su voz, Johnny y Risi mantienen el nivel y le imprimen también ese aire macarra y chulesco que caracteriza al sonido del grupo.

El resultado es uno de los mejores discos de su carrera. La vuelta al rock sucio, rabioso, callejero de sus primeros tiempos, sin abandonar las emocionantes baladas.

El disco lo abre uno de sus grandes clásicos: "Esto es un atraco". Rock optimista, macarra, marca de la casa, al igual que "Nena" o "Tú de azul y yo no".

No faltan las historias personales de personajes de su barrio convertidas en canción: "Cristina" o "Johnny el Seco". Como tampoco podían faltar referencias a su ex-cantante Toño, que había abandonado al grupo para llevar una vida familiar alejada del rock. Risi lo refleja en el tema "Y no lo sabrás" del siguiente modo: "Es bonito tener coche y ser papá, pero a ti la corbata no te va. El nudo es cada vez más fuerte, y tu solo te ahogarás". Mención destacada merece una de sus obras maestras, igualmente dedicada a Toño. La emotiva balada: "Una noche sin ti".

"El sueño de tu sonrisa" y "Corazón solitario", dos baladas cargadas de nostalgia, completan la colección de temas.

Tras el decepcionante "Atrapado en el amor" (Belter, 1982) con este disco Burning vuelve al rock auténtico, vuelven a ser Burning, recuperan el nivel de sus mejores tiempos y muestran a la banda en un momento de forma espectacular .

 

BURNING - ATRAPADO EN EL AMOR (1982)

BURNING - ATRAPADO EN EL AMOR (1982)

Burning se aleja del rock de sus primeros tiempos con este disco, cuyas composiciones están influidas por las difíciles circunstancias por las que atraviesa el grupo. Los problemas con las drogas comienzan a deteriorar las relaciones entre sus coponentes, sobre todo entre Toño y Johnny. Es significativo que éste aparezca relegado a la contraportada del disco mientras que Toño y Risi salgan en la portada, aunque la relación entre ellos también comienza a deteriorarse.

Pero el disco está marcado sobre todo los problemas personales de Toño (el título del disco lo dice todo), que en esos momentos se debate entre la vida salvaje del rock and roll (drogas, excesos  y vida nocturna), y su amor por Esther y su hija Penny. Toño había conocido a Esther en 1978, en un concierto que dio el grupo en la localidad de Briviesca (Burgos). En los últimos tiempos, sobre todo a partir del nacimiento de su hija, se le hace cada vez más difícil compatibilizar la vida de cantante de un grupo de rock que se mueve por el lado salvaje, con la vida familiar que le reclama Esther.

Estas circunstancias se reflejan en baladas como "No puedes dejarme", compuesta tras la marcha de Esther a su ciudad natal, y "Loco por ti (Penny)", canción dedicada a su hija en la que reconoce: "por ti he dejado de tomar drogas mi amor, por ti he cambiando de amigos sin razón".

Un disco en general de aire introspectivo, repleto de baladas, en las que destacan, además de las ya citadas, la historia de la muerte de un camello de barrio en "Hermano", o "Extraño en la ciudad" quizá la canción que mejor refleja la situación personal por la que pasa el cantante. La interpretación de Toño vuelve a ser soberbia, repleta de matices y sentimiento.

Los únicos toques de cierto optimismo aparecen en "Chica de moda" o "Motor love".

El resto del disco está muy alejado del nivel al que Burning nos tenían acostumbrados: "Jugando con la noche", "Baila" y "Policía sideral o guerrero estelar" son temas menores.

Un disco, en definitiva, muy alejado del rock enérgico de sus primeros tiempos, influido por las difíciles circunstancias por las que pasa el grupo, sobre todo su cantante (podría casi tratarse de un disco en solitario de Toño), en el que bajan el nivel de sus trabajos anteriores.

Tras la grabación del disco Toño abandona el grupo para buscar la vida familiar que ansía. No lo consiguió, muriendo el 9 de mayo de 1991 victima de la droga y los excesos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

BURNING - BULEVAR (1980)

BURNING - BULEVAR (1980)

SI algo siempre se le ha criticado a este disco por parte de los seguidores de Burning es que posee un sonido mucho más cercano al pop que el de sus antecesores. Es sin duda la influencia de la movida madrileña, la new wave, el colorido, las nuevas tendencias musicales. No es un disco pop, pero el sonido sí que es algo más blando que el de sus dos anteriores trabajos. Algo que también sucedió con otros grupos de rock de la época en un intento de acercamiento a la movida madrileña.

De cualquier modo, y exceptuando los dos temas más prescindibles del disco: "Ja, ja, ja" y "Quiero ser un robot", el disco sigue en la línea de los anteriores trabajos: rock and roll, chicas, delincuencia callejera, amores, desamores e historias cargadas de melancolía y nostalgia. Es decir, Burning es estado puro.

Una colección de buenas canciones cargadas de energía como "Es especial", "Tú eres mi amor" o "Baila mientras puedas". Como siempre se incluyen baladas emocionantes como "Días de lluvia" o "Escríbelo con sangre", inspirada en el delincuente callejero El Jaro. De hecho Varias de las canciones del disco se incluyeron en la banda sonora de la película "Navajeros" (Eloy de la Iglesia, 1980) basada en la vida del joven delincuente.

Hay dos canciones que en mi opinión destacan sobre las demás. "Es decisión", en la que por primera vez Pepe Risi asume la voz principal, y "No es extraño que tú estés loca por mí", escrita por Toño y dedicada a su mujer Esther.

Con este disco se completa la trilogía inicial del grupo, y Burning cierra la época más prolífica y gloriosa del grupo.

 

BURNING - EL FIN DE LA DECADA (1979)

BURNING - EL FIN DE LA DECADA (1979)

Para muchos este puede considerarse el mejor álbum de Burning. Sin duda fue el álbum que les lanzó a la fama, el disco definitivo. Contiene dos de sus canciones más conocidas: "Mueve tus caderas" y "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?".

Al igual que en su primer trabajo siguen los aires stonianos, y la temática habitual: chicas, rock and roll, drogas e historias urbanas.

El primer single que se extrajo del disco fue su clásico "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?". Se publicó en 1978 y como cara B incluía "Ginebra Seca". Una canción que luego no se incluyó en el LP y que posteriormente recuperarían para el LP "Cuchillo" (Victoria, 1987) en una nueva versión cantada por Johnny.

Su éxito masivo llegó con la inclusión de la canción en la película de Fernando Colomo "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?" (1980), en la que los propios Burning eran protagonistas de la película.

El disco supuso su salto la popularidad sobre todo gracias a esta canción, considerada ya un clásico del rock español, además de la ya nombrada "Mueve tus caderas". Pero el disco rebosa calidad en todas las composiciones, y como es habitual en el grupo combinan excepcionales muestras de rock demoledor ("Seducción", "Puedes sentirlo") con baladas magistrales convertidas también en clásicos del grupo ("Balada para una viuda", "Lo que el tiempo no borró", "Las chicas del Drugstore"), interpretadas de modo sublime por Toño, al igual que los medios tiempos ("Un poquito nada más", "Bajo los focos") en los que se puede apreciar la clara  influencia de Lou Reed.

Estamos ante el disco más conocido del grupo y también (algo que no tiene porqué coincidir) con uno de sus mejores trabajos. La mejor nuestra del rock callejero que realizaba Burning en sus primeros trabajos, una mezcla perfecta de rock enérgico con baladas cargadas de sentimiento y melancolía. Con interpretaciones magistrales sobre todo en la voz y en la guitarra (el dúo Toño-Risi, autores de la mayoría de las composiciones, ha sido comparado en ocasiones con el dúo Jagger-Richards). Uno de esos discos que merece estar entre los mejores del Rock español.

 

BURNING - MADRID (1978)

BURNING - MADRID (1978)

 

El primer disco de Burning marca el comienzo de una época. El sonido del grupo está claramente influido por los Rolling Stones y por Lou Reed, pero ellos lo adaptan a su realidad, a su barrio, a Madrid, a su propio estilo de vida y forma de ser y de expresarse. Todo esto lo cantan en castellano, creando un genuino rock stoniano "de barrio" (nacía en España el rock urbano). Sonido sucio, letras que reflejan la realidad social y temas irrepetibles.

Tras los primeros sonidos de unas flautas en la introducción de Madrid, irrumpe el piano de Johhnny, tras lo cual el riff a lo Keith Richards de Risi y el estremecedor Hammond de Johnny nos adelantan ya lo que nos espera en el resto del disco. Según los propios Burning en este disco "a Madrid lo vestimos de mujer". Toño comienza a cantar: "Tienes que verla vestirse por las noches para salir, y hacerse la calle apoyada en un farol...".

Continúa el rock enérgico, furioso, con "Rock and Roll Mama" y  "Hey Nena". Esta última incluye la efectiva guitarra de Risi, herencia de Chuck Berry y Keith Richards, y unos coros femeninos que son un guiño al "Simpathy for the Devil" de los Stones.

La voz de Toño está sobresaliente en todo el disco. Con actitud chulesca y canalla imprime su fuerza y su carácter personal a los temas más movidos, pero también demuestra su tremenda capacidad para interpretar las más estremecedoras baladas, como "Lujuria" o  "Sin tiempo para vivir". Absolutamente magistral.

La colección de clásicos se completa con "Miéntelas" o "Jim Dinamita". Dos muestras más de rock sucio y callejero. Como decía Toño acerca de Jim Dinamita: "Los personajes de nuestras canciones son reales. Jim dinamita es real, se llama Pepe el Malo.  Lo conoce todo el barrio. Me bebo los vinos o me he dado de tortas por ahí con él. Las historias de nuestras canciones son de aquí, son nuestras. Pero creo que este tipo de personajes igual que existen en La Elipa los hay en cualquier parte".

Con este disco Burning fue uno de los grupos precursores del Rock and Roll cantado en castellano, retratando escenas y personajes de la vida real, temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución), amores y desamores, y también aludiendo a los tópicos del Rock and roll (alcohol, chicas, fiestas,...).

 

BURNING - LIKE A SHOT (1975)

BURNING - LIKE A SHOT (1975)

 

Al año siguiente de la publicación de su primer single Burning publica su segundo single con dos canciones firmadas por Toño y Risi, compuestas en inglés (como en su anterior single): "Like a shot" y " Rock and Roll".

El single lo produce Gonzalo García Pelayo (famoso periodista y productor), director entonces del sello Gong.

El sonido del grupo se acerca definitivamente al rock sucio de los Rolling Stones.

 

BURNING - I´M BURNING (1974)

BURNING - I´M BURNING (1974)

Primer single del grupo donde se notan claramente las influencias glam del grupo en sus primeros tiempos (llegaron incluso a maquillarse para algún concierto). Fue editado en la serie Gong del sello Movieplay y grabado en los estudios Kirios.

La canción que da título al single es una composición de Toño y Risi, cantada en inglés, y evoca al sonido de New York Dolls o Marc Bolan.

La cara B es una versión de su idolatrado Chuck Berry "Johnny B. Goode".

Radio Nacional de España presentó este single al concurso europeo de rock y logró un cierto éxito también en el Midem, por lo que la compañía decidió seguir apostando por ellos.

 

BURNING: CORAZON DE ROCK AND ROLL

 

Burning es sin duda una de las bandas más legendarias de la historia del Rock en España. Su actitud, chulería y autenticidad han marcado una longeva trayectoria, llena de altibajos y contratiempos,  en la que se han mantenido siempre fieles a su propio estilo. Burning ha sido una banda de referencia para varias generaciones en las últimas décadas (Loquillo y Trogloditas, Gabinete Caligari, Ramoncín, Pereza,...).

Su estilo y su música están claramente influidos por los Rolling Stones, pero también por el rock callejero de Lou Reed y, sobre todo en sus primeros tiempos, por el Glam de New York Dolls. Adaptaron como nadie el rock anglosajón al castellano, aportándole su estilo macarra y castizo, creando así una identidad propia. Su música combina el rock enérgico con emotivas baladas cargadas de melancolía. Sus canciones giran en torno a los tópicos del rock and roll (chicas, fiestas, noches de alcohol) y también a temas marginales (historias de los suburbios, delincuentes callejeros, drogas, prostitución).

El grupo nace en 1974 en el barrio madrileño de La Elipa, donde la afición a los Rolling Stones, Deep Purple, y otros grupos representativos del rock anglosajón, une a Quique Pérez (bajo), Johnny Cifuentes (piano), Pepe Risi (guitarra) y Toño Martín (voz) con la idea de tener un grupo de rock y tocar en garitos. El intenso calor que hacía el día que bautizaron al grupo fue lo que decidió su nombre.

Desde las primeras actuaciones se pudo comprobar el innegable carisma y especial estilo de Toño como cantante, a imagen y semejanza de Mick Jagger, pero con el toque cheli y canalla que el grupo ha mantenido a lo largo de su carrera.

Igualmente llama la atención Pepe Risi, autor de la mayoría de las canciones (junto a Toño, mientras éste permaneció en el grupo), y de unos riffs heredados de Keith Richards y Chuck Berry. Su pose, con gafas de sol, chupa de cuero y su Gibson Les Paul "negrita", es ya un icono de la historia del rock en España.

El piano de Johnny es el tercer pilar sobre el que se sustenta el sonido del grupo a lo largo de su historia.

En 1974 graban su primer single: "I´m burning" (Movieplay, 1974), compuesto por el dúo Toño-Risi  y cantado en un inglés de barrio, con un sonido muy glam, en el que mezclan influencias de Marc Bolan y New York Dolls. En la cara B graban una versión de "Johnny B. Goode", de Chuck Berry, que posteriormente nunca faltará en los conciertos del grupo.

Su segundo single se publica en 1975: "Like a Shot" (Movieplay, 1975), con "Rock and Roll"  en la cara B. Estas canciones, compuestas por el dúo Toño-Risi y cantadas en inglés, se  acercan más al Rock clásico con un sonido sucio que luego sería su seña de identidad.

Son unos primeros momentos llenos de dificultades: la censura impide la publicación de su LP "Sólo para mujeres"; no encuentran batería estable; y Risi tiene que cumplir el servicio militar. Aún así consiguen forjarse a base de directos llegando a actuar en el famoso Festival de la Cochambre celebrado en Burgos en 1975.

En 1978 consiguen grabar su primer LP: "Madrid" (Ocre, 1978). Esta vez en castellano, cuentan historias de la calle, de su propio barrio. Su sonido se asemeja al rock and roll stoniano, guitarrero ("Madrid", "Jim Dinamita", "Miéntelas") combinado con estremecedoras baladas ("Lujuria", "Sin tiempo para vivir") interpretadas magistralmente por Toño. Por fin los grupos empezaban a contar en castellano historias propias, reales, la verdadera realidad social. Burning fue uno de los primeros grupos en formar parte del movimiento del Rock Urbano (junto con Leño, Ramoncín, Cucharada,...).

"El Fin de la Década" (Ocre, 1979) supuso la continuación de la propuesta musical de su primer disco. La inclusión de la canción "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?" en la película de Fernando Colomo del mismo título (1980) y la aparición del grupo en la película, supuso un importante espaldarazo de popularidad al que también contribuyó la inmensa calidad del disco. Además de la citada canción, contiene otro de los grandes clásicos de la banda: "Mueve tus caderas", y otras muestras de rock demoledor ("Seducción", "Puedes sentirlo"), medios tiempos ("Un poquito nada más", "Bajo los focos") y baladas magistrales convertidas también en clásicos del grupo ("Balada para una viuda", "Las chicas del Drugstore").

La trilogía se completa con "Bulevar" (Ocre, 1980) en la línea de sus predecesores, aunque con un sonido algo más pop, pero manteniendo la temática y el estilo del grupo. Este disco añade a la colección de clásicos del grupo varias canciones: "No es extraño que tú estés loca por mí", "Es Decisión" (cantada por Risi) o las maravillosas baladas "Días de lluvia" o "Escríbelo con Sangre". Varias de las canciones se incluyeron en la banda sonora de la película "Navajeros" (Eloy de la Iglesia, 1980) basada en la vida del delincuente callejero El Jaro.

Con este disco se pone fin a la época gloriosa del grupo y a partir de aquí comienzan los problemas:  Quique abandona la banda; a Toño le empiezan a pasar factura los excesos con las drogas y, como consecuencia, las relaciones personales con el resto del grupo se deterioran. Toño se mueve ahora entre la vida salvaje del rock and roll y la vida familiar junto a su mujer y su hija, con lo que se le hace difícil compaginar ensayos, conciertos, etc. En 1982 se publica "Atrapado en el amor" (Belter, 1982), un disco introspectivo que se aleja del rock rotundo de los anteriores discos. Refleja una mirada dramática de la vida, repleto de baladas de aire romántico cuyo sonido está definitivamente influido por las circunstancias que rodean ahora al grupo, sobre todo a Toño. Se incluyen algunas joyas como "Chica de moda" o "Hermano".

Tras la grabación del disco Toño abandona el grupo para intentar llevar una vida familiar junto a su mujer y su hija, y alejarse de la vida nocturna y las drogas. Algo que no pudo conseguir definitivamente. Tras varios años viviendo con su familia en el pueblo burgalés de Briviesca, los problemas personales provocan su marcha a Barcelona, donde definitivamente vuelve a quedar atrapado por las drogas, los excesos y la vida nocturna. Murió el 9 de mayo de 1991, alejado del mundo de la música y víctima de su estilo de vida.

A pesar de las dificultades Johnny y Risi deciden apostar por la continuación de Burning y dan un giro hacia el rock and roll de sus primeros tiempos con la grabación de "Noches de Rock and Roll" (Belter, 1984). Johnny y Risi se reparten la función de cantantes y retoman la vena roquera ("Esto es un atraco", "Cristina", "Nena"), sin olvidar las baladas nocturnas, como "El sueño de tu sonrisa" o "Una noche sin ti", dedicada a Toño.

A pesar de no contar con el reconocimiento de la crítica ni del público masivo, poseen ya un público fiel y cierto reconocimiento por parte de algunos de los grupos de rock de la época como Loquillo o Ramoncín, con el que Risi colabora en 1984 para escribir "La chica de la puerta 16".

A partir de aquí Burning continúa su camino al margen de las modas y los criterios de la industria discográfica, apoyándose en sus principios de fidelidad al rock and roll. Siguen recorriendo el país dando conciertos  en los que  demuestran noche tras noche su pasión por el rock y la auténtica dimensión del grupo.

Los siguientes trabajos son la continuación del estilo Burning, con algunos altibajos pero siempre inundados del espíritu del rock and roll auténtico, hecho con el corazón. En 1985 "Hazme Gritar" (Victoria, 1985) deja varias muestras de calidad: "Tú y yo", "Dieron las diez", "No pares de gritar", aunque en general el sonido pierde algo de agresividad, sobre todo en la guitarra. En 1987 se publica "Cuchillo" (Victoria, 1987) cuya producción sigue sin hacer justicia al grupo pero donde destacan algunas piezas como "Muévete en la oscuridad", "Chueca" y "Ginebra Seca". Con "Regalos para mamá" (Victoria, 1989) mejora el sonido de la guitarra, recuperando la fuerza de "Noches de Rock and Roll", y continúan aportando clásicos al repertorio de la banda: "Golpéales" y, sobre todo, la balada "Como un huracán".

Al año siguiente graban su disco "En Directo" (Ariola, 1990) donde por fin se puede apreciar lo que el grupo es capaz de demostrar sobre un escenario.  El disco goza de cierta popularidad y sus ventas no son exorbitantes pero permiten al grupo hacer conciertos en estadios y pabellones. El capricho de la industria musical hace que de nuevo salgan en los medios y suenen en las radios del país. Además el sonido del disco por fin les hace justicia, y para la grabación les acompañan algunos amigos: Miguel Ríos, Loquillo, Antonio Vega, Sabina, Rosendo y Los secretos.

Tras el apogeo del directo y de la extensa gira por toda España, llega la vuelta a la cruda realidad. Al igual que sucedió con otros grupos españoles de los setenta y ochenta, con la llegada de las nuevas generaciones de grupos, son olvidados por los medios y la industria, y son relegados a un segundo plano. Burning vuelve al underground, tocando en pequeños garitos y sobreviviendo con dignidad; son conscientes de que cada disco supone empezar de cero.  A ellos sólo les interesa seguir disfrutando del Rock and Roll, así que en 1993 graban "No mires atrás" (Don Lucena, 1993), un disco que está a la altura de los mejores de su carrera. Destacan "Weekend", o las emocionantes "Te quiero tanto" y "Ojos de ladrón". El disco está dedicado  a la memoria de Toño, que había fallecido dos años antes.

Risi participa en 1997 en el disco en directo "Compañeros de Viaje" (EMI, 1997) de Loquillo y Trogloditas, en el que el cantante versiona algunos clásicos del rock nacional junto a sus autores. La canción elegida es "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?".

La nueva etapa de Burning se ve truncada el nueve de mayo de 1997 por la muerte de Pepe Risi a causa de una neumonía. Fallece uno de los músicos más emblemáticos de la historia del Rock en España. Johnny decide entonces que Burning debe continuar y toma las riendas del grupo, formado entonces por Carlos Guardado al bajo (en Burning desde 1987), Eduardo Pinilla  a la guitarra (desde 1992) y una nueva incorporación: Kacho Casal en la batería.

Poco después de la muerte de Risi se publica "Banquete para ellos" (No tomorrow, 1997). Un disco tributo a la música de Burning que, curiosamente, se había empezado a gestar antes de la muerte de Risi. De hecho Johnny y el propio Risi colaboraron en la versión de "Las chicas del drugstore" realizada por Una Sonrisa Terrible. Participan, entre otros, Nuevo Catecismo Católico, Aerobitch, Neverly Brothers o Sabino Méndez.

Los días 11 y 12 de diciembre de 1997 se organiza en Madrid un concierto homenaje a Pepe Risi, en el que además de Burning, participan numerosos grupos versionando sus canciones (Loquillo, Gabinete Caligari, Ramoncín, Carlos Segarra, M-Clan, Los Enemigos, etc.). El concierto se publica bajo el título de "Una noche sin ti" (Columbia, 1998).

Al año siguiente Burning publica un nuevo disco con las canciones que había dejado grabadas Pepe Risi. El disco es "Sin miedo a perder" (Surco, 1998), en el destacan "Estrella Fugaz" o "Jack Gasolina". Risi dejó más canciones grabadas; dos de ellas las graba Loquillo en su disco "Cuero Español" (EMI, 2000): "Quiero Acariciar el Rock and Roll" y "La sonrisa de Risi".

El grupo continúa, allá por donde va, dando lecciones magistrales de Rock and Roll sobre un escenario. Su empeño y constancia les hacen no mirar al pasado y enfrentarse a cada concierto como si fuera el último, rodando por todos los rincones de España, tocando por pequeños bares en ciudades y pueblos perdidos por la geografía nacional.

"Altura" (Avispa, 2002) es el primer disco de estudio sin Pepe Risi y con la nueva formación siguen destilando auténtico Rock and Roll sucio y macarra. Evidentemente los tiempos gloriosos ya están muy lejanos y las canciones no están a la altura de las de sus primeros discos, con ese sabor especial, pero siguen saliendo pequeñas joyas como "Desde el  pantano". El grupo participa en el disco homenaje a Barricada "Un camino de piedras" (DRO, 2003) con la canción "Pídemelo otra vez".

Siguen las extensas giras por todo el país y en 2005 graban un disco revisando dieciséis temas clásicos del grupo en formato acústico: "Dulces dieciséis" (Music Bus, 2005). Una mirada inédita al rock de Burning, pero con un resultado excelente. Cuentan con la colaboración de músicos como Quique González, Ñaco Goñi o Tito Dávila. La gira posterior, tocando en formato acústico por pequeñas salas y teatros, es todo un éxito. Su concierto en la sala Joy Eslava de Madrid es publicado en el año 2008: "Desnudo en el Joy" (Warner, 2008), reflejando fielmente la calidez de los conciertos y el buen hacer de los músicos.

Johnny es requerido en los últimos años para tocar en conciertos junto a Jaime Urrutia, Loquillo, o participar en discos junto a Pereza o La Frontera.

Burning no fue nunca un grupo con gran éxito comercial, ni llenó estadios, pero el rock de este país tiene una deuda con él. Parte de la escena rockera española ha reconocido abiertamente su influencia, y a pesar de no sonar en las radios comerciales, ni disfrutar del éxito masivo de crítica y público, ha seguido siempre su camino al margen de modas, coherente con sus principios, fiel a su estilo y a su corazón. Actualmente Burning sigue ofreciendo noches memorables de Rock and Roll y dejando un legado difícil de igualar.

 

CONCIERTO 20 ANIVERSARIO RADIO MAI

CONCIERTO 20 ANIVERSARIO RADIO MAI

Con motivo del 20 aniversario de RADIO MAI este sábado, a partir de las 22h. celebraremos un fiesta en la sala Bass Space, en la que actuarán varios grupos locales (NO SOUND EFFECT, GRAN GENERAL D, JAZZTONIC).

No faltéis!!!!!!!!!

LOQUILLO: "BALMORAL"

LOQUILLO: "BALMORAL"

Balmoral era el nombre de una coctelería madrileña que cerró sus puertas hace dos años. Un lugar donde la elegancia, el glamour y la buena conversación eran  los ingredientes fundamentales que acompañaban a las interminables veladas que Loquillo y su círculo de amistades pasaban en este local.

 

El primer disco en solitario de Loquillo tras la separación de los Trogloditas está dedicado en particular a este local, y en general, a un estilo de vida que abarca todos estos conceptos que han estado siempre ligados a la carrera de Loquillo: elegancia, hedonismo y compromiso. Balmoral es, según las propias palabras de su autor, un disco “evocador de una época y de un estilo de vida”, por lo que inevitablemente desprende un aroma de nostalgia.

 

El gusto por la estética comienza por el propio formato del disco, publicado en un lujoso estuche repleto de elegancia y glamour, en el que Loquillo reivindica el placer de “tocar” la música, no sólo de escucharla.

 

El sonido del disco es la evolución lógica de lo que ya habíamos escuchado en sus dos anteriores trabajos, “Arte y Ensayo”, con Trogloditas,  y la banda sonora de “Mujeres en pie de guerra”. Pero hay una diferencia notable: el hecho de tratarse de su primer disco tras la separación de los Trogloditas le ha permitido juntar por primera vez todas las facetas de su personaje: el Loquillo más rockero, el más cercano al jazz, y el apasionado de la poesía. Además, parte de los músicos que le acompañan son los mismos que formaron parte de la última época de los Trogloditas (Igor Paskual y Jaime Stinus), o colaboradores habituales de sus discos (Gabriel Sopeña, Carlos Segarra, Jaime Urrutia). Todos ellos también han sido también clientes de Balmoral, por lo que sus composiciones han encajado perfectamente en el enfoque que Loquillo quería plasmar en el álbum.

 

Mención especial merece la esperada colaboración (dos canciones) con Sabino Méndez, fundador de Trogloditas, que ha vuelto a colaborar con el Loco después de muchos años en los que los problemas personales entre ambos provocaron la ruptura de su antigua relación de amistad. “Balmoral” abre el disco, con una preciosa introducción (a lo “Velvet Underground”, “Sunday Morning”), que nos muestra claramente la intención y el concepto evocador del disco. La otra aportación de Sabino, “Sol” es quizá la canción más sorprendente del álbum, en la que se intercalan pasajes con ritmos de música “disco”. Aunque, a decir verdad, no debería sorprender esta introducción de ritmos disco si atendemos al carácter totalmente heterodoxo que Loquillo ha demostrado a lo largo de toda su carrera. La canción hace un guiño al clásico de los “Stranglers”, “Always the sun”.

 

Uno de los himnos de este disco es sin duda “Memoria de jóvenes airados”, de Igor Paskual, que lleva ya unos cuantos años demostrando su calidad como compositor, no sólo de temas rockeros, sino de canciones más “folkies” (“La Belle Dame Sans Merçi”) o con toques más “country-rock” (“Canción del Valor”, que ya se incluyó en el último directo de Loquillo y Trogloditas “Hermanos de Sangre”). “Hotel Palafox” es otra de las aportaciones de Igor Paskual, que combina pasajes de delicada belleza (arreglos de viento incluidos) con un estribillo totalmente rockero.

 

Jaime Stinus lleva 8 años colaborando con Loquillo, y es el responsable de sonido de la banda en directo y en los discos. Uno de esos productores que es capaz de conseguir con impresionante exactitud los sonidos requeridos por Loquillo para cada canción. A él es a quien hay que responsabilizar de la tremenda riqueza de matices y de la variedad y exquisitez de los arreglos (metales, Hammond, cuerdas y guitarras tocadas de la manera precisa). Stinus ha demostrado ser un maestro no sólo a la hora de manejar la mesa de mezclas, sino en la elección del tipo de guitarras, de los amplificadores,  del uso de los efectos, la colocación de los micros,…, en definitiva un maestro de la producción. No solo eso, sino que aporta el toque jazz del disco, “Vintage”, la ochentena “Línea clara” y la bellísima “Balmoral 2”, compuesta junto a Jaime Urrutia sobre un texto de Luis Alberto de Cuenca.

 

No podía faltar la colaboración de Gabriel Sopeña, que aporta una de las mejoras canciones del disco “Cruzando el paraíso”, que Loquillo interpreta junto a uno de los grandes mitos del rock Europeo, Johhny Hallyday, cumpliendo así uno de los pocos sueños que le quedaban por conseguir, tras haber teloneado a los WHO y a los ROLLING STONES. “La Vida es de los que arriesgan” es una canción al más puro estilo de Gabriel Sopeña, cercana a la poesía y a la canción de autor. El otro gran himno del disco es “Hermanos de Sangre”, que también se había grabado ya para el último disco en directo de Loquillo y Trogloditas, y que en esta versión adquiere una dimensión absolutamente épica gracias a los grandilocuentes arreglos orquestales.

 

El toque de Rock´n´roll clásico lo pone Carlos Segarra con “Soy una cámara”, una de esas joyas a las que nos tiene acostumbrados Segarra (“Feo, fuerte y formal”, “Veteranos”,…), con ese sabor a rock and roll añejo, donde Segarra se desenvuelve con maestría.

 

Ésta es quizá la canción más optimista de un disco en el que, en general, se respira un aroma nostálgico, pausado, reflexivo, cuya intención no es ni mucho menos volver al pasado, sino, simplemente, echar una mirada atrás por el placer de recordar y con el único motivo de cerrar una etapa. El propio Loquillo defiende que “(…) La vida de cualquiera siempre está relacionada con los bares o salas a las que acude. En el momento en que ese bar cierra, esa parte de tu vida termina. Intentar volver atrás es un error, siempre se puede abrir otro bar…”

 

 

RUBEN DISKOBOX

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

DISKOBOX 10-03-08: ESPECIAL MOVIDA MADRILEÑA (1ª parte)

DISKOBOX 10-03-08: ESPECIAL MOVIDA MADRILEÑA (1ª parte)

Esta edición del DISKOBOX será un programa especial dedicado a la "Movida Madrileña" o "Nueva Ola Madrileña". El especial se desarrollará en varios programas diferentes. Esta primera parte estará dedicada al que está considerado como el grupo seminal de la movida, "Kaka de Luxe" (en la foto) y los grupos que surgieron tras su desaparición (Radio Futura, Paraíso, Alaska y los Pegamoides,...).

Escucha el DISKOBOX los lunes de 9 a 11 de la noche en Radio Mai (102.8 F.M.)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres